Colectivu d’Entidaes Memorialistas y Republicanes de Asturies.

En 1931, la morrebunda Dictadura de Primu de Rivera, agora representada pol Almirante Aznar y sofitada dende’l primer momentu por Alfonso XIII, convoca elecciones municipales pal domingu 12 d’abril,  acordiesa la Llei Municipal de 1877. Magar toles trampes que contenía y a la estructura caciquil imperante (que facilitaba’l trunfu de les fuerces monárquiques en munches zones agraries) los resultaos fueron abrumadoramente favorables a la oposición republicano y socialista na mayoría de les ciudaes importantes y nes capitales de provincia. Anque hebo bien d’ intentos de resistencia d’Alfonso XIII, ésti nun tien más remediu qu’abandonar España.

Depués de la proclamación inicial de la República n’Éibar y Sahagún de Campos, el 14 d’abril proclámase en Madrid ENSIN NECESIDÁ DE NENGÚN REFERENDU. La República llegó porque la mayoría del país taba farta d’una monarquía corrupta y de un rei que prefería los uniformes militares y les cantantes y coristes a la llibertá y a la democracia. ¿Recuérda-yos a daquién?…..

El Gobiernu Provisional, presidíu por D. Niceto Alcalá Zamora, señala’l 28 de xunu para la celebración d’elecciones xenerales al Parlamentu. Vuelven ganar los partíos republicanu y socialista y, menos de seis meses dempués, apruébase la gloriosa Constitución de 1931, la más avanzada del mundu. El so artículu 1º dicía: “España ye una República de trabayadores de toa clase….” Formosu. Esa Constitución diba proclamar la igualdá énte la Llei de toos el españoles, el derechu universal a una Educación laica, gratuita y democrática. Tamién establecía que “la propiedá va poder ser socializada según les necesidaes de la nación”.

Los poderes económicos qu’apoderaben el país, especialmente la Ilesia católica, los latifundistes, los monárquicos y l’estrema derecha, con dellos militares y financieros, empezaron a conspirar contra la República dende’l primer momentu. Les circunstancies económiques internacionales, metanes la mayor crisis conocida, nun ayudar al nuevu réxime democráticu que, sicasí, impulsó reformes sociales de gran valumbu, nun país con altos índices de probeza y d’analfabetismu.

Les fuerces reaccionaries, que consideraben España’l so cortixu, cola intervención decisiva  del fascismu italianu y del nazismu alemán, ganaron al pueblu español y a la so República, y establecieron una Dictadura criminal que duró cuarenta años, nos que se cometió un auténticu xenocidiu.

El réxime franquista instauró una monarquía, primeramente ensin rei, qu’en 1969 proclama a Juan Carlos Borbón “príncipe d’España” y herederu de Franco col títulu de rei. Too “atáo y bien atao”, en palabres del tiranu. Ésta ye la llexitimidá de los Borbones n’España: regalada pol xenocida del so propiu pueblu. Pese al relatu de la Transición, ésta foi xuna etapa na que los poderes del Estáu cháronse franquistes y llevantáronse demócrates, pa salvar los sos privilexos económicu y social, en cuenta de conceder delles llibertaes formales, que se fueron retayando dende 1978.

Güei, cuando tamos viviendo momentos bien difíciles pola pandemia que nos aquexa, la monarquía demostró xuna gran insensibilidá social, con Felipe VI intentando tapar la vergüenza de los negocios del so padre, qu’aprovechaba la so condición de Xefe del Estáu pa lucrarse personalmente. Ilícitu arriquecimientu fechu a cuenta de tolos ciudadanos, perdón, de tolos súbditos. Solamente vamos ser ciudadanos de plenu derechu cola República.

Güei la situación ye bien distinta: a pesar del doble VIRUS DE LA CORONA que carecemos, el sanitariu y el monárquicu, la sociedá española ta más preparada que nunca por que la República sía xuna realidá nos próximos meses. Non más cientos de millones d’euros en comisiones y regalos apurríos al anterior rei, que si fuera decente tendría de devolver a l’Ayalga Nacional, non más Corinas….nin corones. Nesti 14 d’abril, cola murnia y l’esmolición polos daños, los efectos y les consecuencies del virus qu’afecta a tantos miles de compatriotes, caltenemos la esperanza nuna sociedá más llibre, más igualitaria y más fraterna, recordando al inmortal Antonio Machado, que dicía “N’España lo meyor ye’l pueblu. Siempres foi lo mesmo. Nos trances duros, los señoritos invoquen la patria y vender; el pueblu nun lu noma siquier, pero la compra cola so sangre y la salva”.

Lluchemos por una República democrática yá pa desenvolver toles potencialidaes d’esti país y de esta sociedá. Nesti 14 d’abril, col patriota Riego a la cabeza… ¡VIVA LA REPÚBLICA!

Pin It on Pinterest

Share This
X