Luis Miguel Piñera es historiador y medalla Medalla de Plata de la Villa de Xixón.

El Tribunal de Orden Público, el TOP, estuvo activo trece años, entre 1964 y 1977, y tuvo por objeto la represión de la oposición política en pleno franquismo. Desde un año después del asesinato de Julián Grimau hasta año y medio después de la muerte de Francisco Franco el TOP fue una especie de Santo Oficio que juzgaba de forma no independiente a individuos particulares, mayoritariamente a obreros y estudiantes. Se trataba de mantener el “orden público” en tiempos donde no existían ni las mínimas las libertades de reunión, asociación y opinión.

Dos organismos se crearon en 1964. Uno el Juzgado de Orden Público, JOP, que instruía el sumario con las informaciones de los miembros de la llamada Brigada Político-Social, y otro el Tribunal de Orden Público conocido como TOP que dictaba las sentencias. Su entrada en funcionamiento fue en marzo de 1964, en plena campaña de los XXV Años de Paz que promovía el ministro Manuel Fraga Iribarne. Todo termina en enero de 1977.

Algunos datos. Los ciudadanos en toda España incursos en un proceso por TOP fueron 8.943 (el 90 % hombres), y el 74 % de las sentencias fueron condenatorias. Asturianos juzgados por el TOP fueron 458, algunos gijoneses y gijonesas. El tipo de delitos que condenaba el TOP eran variados. La mayor parte de los condenados lo fueron por “asociación ilícita” seguido por “propaganda ilegal” y por “participar en reuniones o manifestaciones no pacíficas”. También hubo condenas por “delitos contra el Jefe del Estado”, “amenazas y coacciones”, “desorden público” y “ultraje a la nación”.

El abogado que más veces defendió a demócratas procesados por el TOP fue José Solé Barberá (207 juicios) que, nacido en 1913, había sido condenado a muerte en la posguerra, conmutada su pena y liberado en el año 1944. Pero citemos también a Juan María Bandrés (152 juicios), Cristina Almeida (147), Gregorio Peces Barba, Manolo López, Luis Vega Escandón, Manuela Carmena, Enrique Múgica o el gijonés José Ramón Herrero Merediz que defendió a nueve procesados en el TOP.

Fueron 458 los asturianos juzgados por el Tribunal de Orden Público, TOP. Relacionamos a continuación los nombres de solamente el 10% de la totalidad, a 49 de ellos y ellas.

  • Álvarez Areces, Miguel Ángel
  • Álvarez Areces, Vicente
  • Álvarez Díaz, José Manuel Pravia 
  • Antuña González, Marta
  • Arias Morillo, Severiano
  • Arrieta Gallastegui, Miguel Ignacio
  • Bobis Mejido, José Luis
  • Bonilla Fernández, Juan Manuel
  • Capote, Mario César
  • Cepedal Álvarez, Esteban
  • Cuervo González, Luis
  • Díaz Palacio, Sinesio
  • Fanjul Villanueva, Andrés
  • Fariñas Gil, José Manuel
  • Fernández Ania, Juan
  • Fernández Espina, Joaquín
  • Fernández Iglesias, Samuel
  • Fernández Fernández, Prisciliano
  • Fernández Inguanzo, Horacio El Paisano
  • Fernández Zapico, Remigio
  • Gallardo Alba, Julio
  • García del Real, Santiago
  • García Fernández, Artemio
  • García González, Manuel Otones
  • González Álvarez, Ángel
  • González García, Francisco El Cordobés
  • Iglesias Argüelles, Gerardo
  • León Cambrol, Ángel
  • López Brugos, José Antonio
  • Mariño López, José Luis
  • Mora Álvarez, Luis
  • Muñiz Álvarez, Alberto Berto Loredo
  • Muñiz Zapico, Juan Marcos Juanín
  • Ordás de la Fuente, Pedro
  • Ortiz Cabello, Juan Bonifacio
  • Pérez Martínez, Constantina Tina
  • Portela Gondar, José Leopoldo
  • Prado Alberdi, Francisco
  • Rendueles Olmedo, Guillermo
  • Rodríguez Fernández, Adolfo
  • Sánchez Palacios, Ignacio Gerardo
  • Sandoval Morís, José Aurelio
  • Sirgo Suárez, Ana Anita
  • Suárez Piñera, Rosario
  • Torollo Rodríguez, Santos
  • Torre Arca, José Manuel Pin
  • Tuñón García, Senén
  • Valle Lavandera, José Ángel del
  • Vega Posada, Jorge

Nos acercamos de manera breve al tema, y aportamos datos sobre los sumarios del TOP en los casos de esos asturianos procesados.

Por ejemplo sobre José Manuel Álvarez Díaz (Sumario del TOP número 8, 1964) militante del PCE y conocido como Pravia aunque vivía en Oviedo. Sólo tenía 17 años y junto con Andrés Fanjul Villanueva, de la misma edad, habían confeccionado en los talleres de La Voz de Asturias “donde trabajaban y sin la autorización de sus jefes” treinta  panfletos sin pie de imprenta para protestar sobre la subida de tarifas en la empresa de autobuses Traval, “sólo se ha recuperado un ejemplar de los treinta”, decía la sentencia. Cinco mil pesetas fue la multa.

El legendario Horacio Fernández Inguanzo, El Paisano, “de 53 años, natural de Pesa de Pera (Llanes), vecino de Gijón con domicilio en la calle Vázquez de Mella número 20, piso 1º, de estado soltero, de profesión maestro nacional, con instrucción, con antecedentes penales” fue condenado, (Sumario del TOP número  8, 1964), nada menos que a veinte años de reclusión. 

En el sumario número 31 de 1964 se condena al minero Senén Tuñón García a tres meses de arresto mayor por haber entrado el 28 de febrero de 1964 en un bar de Ujo, en el Bar Caudal, y gritar “¡Viva Rusia! ¡Abajo el Caudillo! Y sigue la sentencia “el inculpado había sido internado en el año en el Hospital Psiquiátrico de Oviedo el 25 de abril de 1952 diagnosticándole una psicosis luética saliendo del mismo por alta definitiva el 20 de febrero de 1953”. Eso era pasado pero en ese 1964 “no se ha acredita que, al tiempo de la ocurrencia, el encausado fuese presa de intoxicación alcohólica alguna”. Otro obrero, Severino Arias Morillo (Sumario del TOP número 31, 1965), de Mieres, casado, soldador, que estaba en la cárcel por actividades antifranquistas anteriores, fue absuelto de propaganda ilegal. El Sumario 65 del año 1965 relata la sentencia contra Manuel García González, 34 años, natural de Otones de Langreo (como Otones era conocido) y contra Ana Sirgo. Sobre Anita Sirgo Suárez, 35 años, “de mediana conducta” dice textualmente la sentencia  que “el 20 de marzo de 1965 con un numeroso grupo de personas no identificadas irrumpieron con violencia, y desordenadamente, en las dependencias de la Casa Sindical de Sama de Langreo vociferando contra los sindicatos y produciendo confusión y alarma durante un cuarto de hora hasta que fueron desalojados por la fuerza por la Policía Armada que restableció la normalidad”. Ya años antes, lo cuenta la sentencia, Otones había cumplido sentencia por “ayuda a bandoleros” y Anita por desórdenes públicos. La sentencia en este caso de la Casa Sindical de Sama de Langreo fue para cada uno de cinco meses de arresto y multa de 20.000 pesetas  a pagar entre los cuatro ciudadanos juzgados. Además de Otones y Anita Sirgo, Luis Nuño Fanjul y Vicente Rodríguez Fernández.

Gerardo Iglesias  aparece entre otros sumarios en el número 52 del año 1967, por cierto junto con Otones. Dos años de prisión para Gerardo Iglesias, y 10.000 pesetas de multa, por propaganda ilegal, y para Otones cuatro años, dos meses y un día de prisión por asociación ilícita. ¿Qué habían hecho? Pedían en un escrito, “por ellos redactado, mecanografiado, multicopiado y divulgado”, 24 horas de huelga a los obreros mineros y metalúrgicos “para llevar a cabo una prueba de fuerza de las Comisiones Obreras frente  a la autoridad del Estado”.

 El 2 de febrero de 1968 son juzgados por el TOP Prisciliano Fernández Fernández, José Antonio López Brugos, María del Rosario Suárez Piñera y Manuel “Pin” Torre Arca (Sumario del TOP número 214, 1967). Su delito era manifestarse distribuyendo unas octavillas firmadas por el “Comité Asturiano Pro Paz en Vietnam” en el paseo de los Álamos en Oviedo, y portando pancartas. Dos  meses de arresto mayor fue la condena aunque se les descontaba el tiempo que habían pasado en la cárcel. 

Juan Muñiz Zapico, Juanín, fue uno de los condenados en el llamado Proceso 1.001 tras la detención en junio de 1972 de varios dirigentes de las entonces ilegales Comisiones Obreras. Años antes Juanín había sido juzgado por el Tribunal de Orden Público (Sumario del TOP número 517, 1967) y condenado a un año de prisión y una multa de 10.000 pesetas igual que a su compañero Alberto Muñiz Álvarez, Berto Loredo. Se les condenaba por “estar integrados en las llamadas Comisiones Obreras entidad que preconiza la mutación por la fuerza de la estructura estatal vigente en nuestro país, filial del intitulado Partido Comunista de España”.

Vicente Álvarez Areces, Tini Areces, fue juzgado por el TOP junto con otros tres compañeros estudiantes (Sumario de TOP número 14, 1968) cuando tenía 25 años y estudiaba Ciencias Exactas en Santiago de Compostela. El 16 de marzo de 1968 “cuatrocientos estudiantes capitaneados por los cuatro procesados invadieron una clase de Física y ocuparon la totalidad del aula haciendo caso omiso  a la profesora con gritos de DECANO POLICÍA y DIMISIÓN”. Los cuatro líderes estudiantiles, Tini Areces entre ellos, fueron condenados a cuatro meses de arresto mayor y a una multa de 5.000 pesetas. 

Unos años más tarde (Sumario del TOP 481, 1972) Vicente Álvarez Areces fue juzgado otra vez, estaba finalizando la carrera, por protestar por los sucesos de El Ferrol del Caudillo. Como es sabido el 10 de marzo de 1972 la policía armada franquista disparó en El Ferrol contra una manifestación  sindical de obreros de la Empresa Nacional Bazán muriendo Amador Rey y Daniel Niebla miembros de las entonces ilegales Comisiones Obreras. Desde años después todos los 10 de marzo se celebra en Galicia el Día de la Clase Obrera Gallega. Los juzgados eran Álvarez Areces y catorce personas más. “Quince identificados individuos con el fin de alterar la paz pública y en señal de protesta por los acontecimientos recientemente ocurridos en una  ciudad del noroeste de España, apedrearon la puerta y vidrieras del periódico El Ideal Gallego”. En 1973 (Sumario del TOP  número 119, 1973) también fue procesado por el TOP el hermano de Tini Areces, Miguel Ángel, por propaganda ilegal.

Ángel León Camblor, “de mala conducta social”, dirigente comunista en la clandestinidad que vivía en Gijón, fue procesado (Sumario del TOP número 309, 1971) cuando tenía 56 años junto con Santiago García del Real que tenía 26 años. Defendidos por José Ramón Herrero Merediz fueron acusados de pertenecer al Partido Comunista de España y por ello fueron condenados a cuatro años de prisión. Se relata que en el domicilio de Ángel León Camblor se incautaron medio centenar de libros cuyos títulos cita la sentencia, todos ellos sobre marxismo y comunismo.  

Año 1971 (Sumario del TOP número 1.018, 1971) se juzga a Ignacio Gerardo Sánchez Palacios, Juan Bonifacio Ortiz Cabello y Jorge Vega Posada. Protestando por una visita de Franco a Gijón “lanzaron  varias piedras y una botella de pintura al escaparate del establecimiento Mercurio rompiendo la luna”, lo mismo en Electrogás en la calle Corrida. Sentencia: penas de cuatro años para para Sánchez y Vega “por terrorismo y hurto de vehículo” y dos años para Ortiz, más multas.

Año 1973 (Sumario del TOP número 121, 1973), el tribunal del TOP lo presidía entonces José Francisco Mateu Canovés y se juzga a Miguel Ignacio Arrieta Gallastegui, 19 años, y Ángel Ruiz-Giménez Aguilar de 18 años. Se les había detenido con dos clichés “del Manifiesto Comunista de Carlos Marx y de Estudiantes Libertarios. Frente Anarquista con una A encerrada en un círculo”. Condena, sendas multas de 5.000 pesetas. 

Los abogados Luis Vega Escandón y Cristina Almeida defendieron en el TOP (Sumario del TOP número 687, 1973) al estudiante José Ángel del Valle Lavandera y a la administrativa Marta Antuña González, “fueron sorprendidos el domingo 22 de abril de 1973 en las inmediaciones del campo de fútbol cuando, puestos de acuerdo, se preparaban para difundir unas cuartillas ciclostiladas suscritas por el Comité Local de Gijón del Partido Comunista de España ante el primero de mayo”. El Sporting jugaba en El Molinón, ese Domingo de Resurrección de 1973, ante el Granada. Condena, para cada uno de ellos de dos años de prisión menor y 10.000 pesetas de multa.

La lectura de la totalidad de las sentencias relativas a Asturias da una información, como es de suponer, exhaustiva; pero quede aquí la cosa. El TOP, Tribunal de Orden Público, fue entre 1964 y 1977 un depurador ideológico de todos aquellos pensamientos contrarios al Movimiento Nacional, y todos los encausados, casi quinientos de ellos asturianos y asturianas, lo fueron por defender la libertad. Relacionarlos (aunque sea en parte como hacemos aquí) es un acto a favor de la memoria histórica.

Luis Miguel Piñera es historiador y medalla Medalla de Plata de la Villa de Xixón.

 

Pin It on Pinterest

Share This
X